Atrás

El cultivo de aromáticas y medicinales de la Región crece a un ritmo del 25 por ciento anual

19·06·2018

Imagenes

Estas plantaciones son una alternativa sostenible para que los cultivos tradicionales sean más competitivos en mercados internacionales

Unas 3.500 hectáreas de terreno se dedican al cultivo de espliego, lavandín, salvia, tomillo rojo, romero y mejorana en la Región

La superficie de cultivo de plantas aromáticas y medicinales crece en la Región a un ritmo del 25 por ciento anual, y se concentra en zonas como las pedanías altas de Lorca (La Paca, Coy, Zarcilla de Ramos, Avilés y Doña Inés) o el Noroeste.

Unas 3.500 hectáreas de terreno se dedican al cultivo de espliego, lavandín, salvia, tomillo rojo, romero y mejorana. En el caso del espliego, la Región de Murcia es el primer productor mundial.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, visitó hoy una finca en la pedanía de La Paca, donde comprobó cómo se genera una industria para la extracción de esencias de plantas aromáticas y aceites esenciales.

Las plantaciones de aromáticas son una actividad que ayuda a reactivar la economía de zonas despobladas y contribuyen a fijar población. En este sentido, Del Amor destacó que “es una salida para garantizar el relevo generacional en el campo y supone un volumen de negocio a nivel regional de unos 15 millones de euros”.

Estas plantaciones son una alternativa sostenible para que los cultivos tradicionales sean más competitivos en mercados internacionales y está en línea con la futura Política Agraria Común, que apuesta por una agricultura más respetuosa con el medio natural.

El mercado de aromáticas tiene como principal destino Estados Unidos, distintos países de Asia, pasando por Europa, donde se vende más del 80 por ciento de la producción.

Un ejemplo de economía circular

En La Paca se depuran, regeneran y desnitrifican el 100 por cien de las aguas de saneamiento, se captan el 100 por cien de las aguas urbanas de lluvia y se han modernizado el 100 por cien de los regadíos.

Desde la Consejería se promueven métodos que evitan la evaporación de las aguas almacenadas en los embalses de regulación.

Del Amor afirmó que “con solo 1.200 metros cúbicos por hectárea se consigue la rentabilidad agraria necesaria para el arraigo poblacional y el mantenimiento del medio ambiente”.

Desde la Consejería se potencia el uso de las energías renovables a través de grupos de bombeo con instalación solar. Además, la Consejería ejecutará una tubería de conexión entre embalses para optimizar los recursos.

 


Fuente: Comunidad Autónoma de la Región de Murcia


<
 
>