APICULTURA PARA LA BIODIVERSIDAD

JUSTIFICACIÓN DE LA INTERVENCIÓN:

La Resolución del Parlamento Europeo de 1 de marzo de 2018 sobre las perspectivas y desafíos para el sector apícola de la Unión, establece que el sector apícola es esencial para la Unión y contribuye de manera significativa a la sociedad desde el punto de vista ambiental, manteniendo el equilibrio ecológico y la diversidad biológica.

Se estima que un 84% de las especies vegetales y un 76% de la producción de alimentos dependen de la polinización efectuada por las abejas domésticas y salvajes, ya que éstas y los demás polinizadores efectúan la polinización y hacen posible, de ese modo, la reproducción de numerosas plantas cultivadas y silvestres, garantizando la producción y seguridad alimentarias y preservando de manera gratuita la biodiversidad en Europa.

Además, estudios recientes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) demuestran que el aumento de la densidad y la variedad de insectos polinizadores tiene una repercusión directa en la productividad de las cosechas y que, a escala global, puede ayudar a los pequeños agricultores a aumentar su productividad media un 24%. 

El análisis realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del sector de la apicultura en España ha detectado las siguientes debilidades: factores climáticos relacionados con los episodios extremos de calor y frio, así como ausencia de los niveles habituales de precipitaciones que inciden directamente sobre el desarrollo de las floraciones; elevados costes de producción a los que se enfrentan los productores unido al bajo retorno del mercado por los bajos precios percibidos por la miel y el polen, que se ven afectados a su vez por los elevados volúmenes de miel y productos apícolas importados de terceros países a precios muy por debajo del precio de producción nacional; factores sanitarios como la Varroa destructor y factores ecológicos que a través de otros organismos agresores de la colmena (la Vespa velutina y el abejaruco común) merman las poblaciones de abejas. 

OBJETO:

Contribuir a paliar las debilidades detectadas en el sector apícola en España. Se pretende conseguir una polinización natural de numerosas especies vegetales, con lo que se conseguirá conservar y recuperar la biodiversidad de la flora autóctona, a la vez que se apoya el mantenimiento de poblaciones de abejas. Por otro lado, de acuerdo con la estrategia nacional para la conservación de polinizadores silvestres, es necesario establecer un equilibrio entre la presencia de colonias de abeja melífera en régimen de explotación con otras poblaciones de polinizadores silvestres. El diseño de esta intervención va en consonancia con dicha Estrategia.

ADMISIBILIDAD DEL BENEFICIARIO:

El titular deberá estar inscrito en el Registro Apícola de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, con un mínimo de 250 colmenas.

Las explotaciones agrarias objeto de ayuda deberán estar en producción.

Aportar en el momento de solicitar la ayuda un plano de ubicación de los asentamientos de las colmenas, mediante la expresión del municipio y referenciado geográficamente en las coordenadas X e Y en la proyección UTM así como sus referencias en SIGPAC de la superficie de ubicación, a los efectos de calcular la densidad mínima.

Estar integrado en una Asociación de Apicultores y, que ésta y el apicultor solicitante estén desarrollando un programa de asesoramiento y de mejora de la sanidad de las abejas, o al menos unprograma de lucha contra la varroasis.

ADMISIBILIDAD DE LA OPERACIÓN:

Los apicultores que se acojan a esta medida deberán dedicar un 20% de sus colmenas a asentamientos en zonas de interés medioambiental (un 10% si disponen de más de 1000 colmenas) en el periodo comprendido de octubre a marzo, quedando en dichas zonas durante el resto del año las colmenas elegibles. Por este medio se procura evitar una pérdida de patrimonio genético de reinas autóctonas, una caída de la producción de miel de la Región de Murcia y un desabastecimiento de las cadenas cortas.

La ayuda consistirá en una prima por colmena que se vaya a asentar durante el periodo comprendido de abril a septiembre en cualquiera de las zonas de biodiversidad de la Región de Murcia con interés medioambiental.

Serán consideradas zonas de biodiversidad con interés medioambiental los espacios protegidos Red Natura 2000 así como aquellos designados por la Comunidad Autónoma.

Se podrán aplicar, entre otros, los siguientes criterios de selección: Zonas Red Natura 2000, zonas de montaña, zonas con limitaciones naturales.

COMPROMISOS DEL BENEFICIARIO:

El beneficiario asumirá los siguientes compromisos:

  • Deberá contar con una densidad mínima de 1 colmena auxiliada cada 2 hectáreas.
  • Debe mantenerse una distancia entre asentamientos objeto de esta ayuda de al menos 1,01 kilómetros. 
  • Asimismo, se comprometerán a no suministrar alimentación estimulante que contenga polen.
  • Colocar dispositivos para la obtención de polen en los colmenares objeto de ayuda.

En cada asentamiento se podrán colocar un máximo de 200 colmenas, siendo las colmenas legibles un 20% de la cantidad total de colmenas colocadas en cada asentamiento.

Cada apicultor podrá ser beneficiario hasta un máximo de tres asentamientos, conforme a la siguiente distribución del potencial productivo de su censo apícola:  

  • Para ser beneficiario de un asentamiento, el apicultor deberá tener actualizado su censo apícola con al menos 250 colmenas.
  • Para ser beneficiario de dos asentamientos, el apicultor deberá tener actualizado su censo apícola con 500 colmenas o más.
  • Para ser beneficiario de tres asentamientos, el apicultor deberá tener actualizado su censo apícola con 700 colmenas o más.
  • Una vez que todos los beneficiarios dispongan de un asentamiento auxiliado, se podrá otorgar un asentamiento adicional, para aquellos que cumplan con las condiciones, hasta un máximo de tres asentamientos por apicultor. 

INTENSIDAD DE LA AYUDA:

 29,48€/ha. Porcentaje de compensación del 75%

<
 
>